Información de producto FAQ



Aquí podrá encontrar información detallada sobre nuestros productos de acupuntura

El níquel es un desencadenante frecuente de reacciones alérgicas. Puede ir asociado a un enrojecimiento de la piel,formación de ampollas y provocar un gran picor (p. ej. dermatitis por contacto).

Casi todas las agujas de acupuntura están compuestas de alambre de acero con níquel y cromo. Es necesaria una proporción mínima de níquel para garantizar la resistencia a la corrosión y, sobre todo, la maleabilidad del alambre de acero.

Alambre de acero: composición química

Una aguja de acupuntura de acero tiene, por lo general, la siguiente composición química (en % de peso):

  • Cromo (Cr): 16,0 a 18,0
  • Níquel (Ni): 6,0 a 9,0
  • Manganeso (Mn): máx. 2,0
  • Silicio (Si): máx. 1,5
  • Carbono (C): máx. 0,12
  • Molibdeno (Mo): ≤0,8
  • Fósforo (P): ≤0,045
  • Azufre (S): ≤0,030

Las normas de materiales aplicables exigen que los elementos no indicados en la tabla «no se incorporen deliberadamente» y que el fabricante del acero «(tiene que) adoptar precauciones adecuadas para evitar el aporte de dichos elementos (...)». Por ello no se puede excluir que las agujas de acupuntura contengan trazas de otros elementos.

Todos los fabricantes que conocemos utilizan unos pocos tipos de acero muy similares que divergen apenas de la composición arriba indicada. Puede haber, tal vez, diferencias en la maleabilidad, las características de la superficie y el resto del mecanizado; lo que tienen en común es que suelen contener níquel. Según una norma ISO relativamente reciente sobre agujas de acupuntura de un solo uso (ISO 17218:2014-02 Sterile acupuncture needles for single use) hay dos tipos que son los «más populares» y ambos son de alambre de acero con cromo y níquel.

Si la capa adicional recubre completamente el alambre de acero, esta puede llegar a impedir la difusión del níquel y otras sustancias . Como mínimo, el cuerpo de la aguja de acupuntura debería estar totalmente sellado. El requisito obligatorio para ello es, no obstante, el recubrimiento sin fisuras con oro, plata, etc., lo cual depende del dominio en el proceso de producción por parte del fabricante. Esto tiene importancia, sobre todo, porque para el baño en oro del acero es habitual que se aplique una capa de adherencia hecha con níquel (Apex Gold).

Los comentarios recibidos respecto a este tipo de agujas siempre han remarcado una mejor tolerabilidad ante las demás. Si bien es cierto que su uso es minoritario.

Sin embargo,dado los pocos datos de experiencia, en nuestra opción es difícil hacer una afirmación clara sobre la adecuación de las agujas de acupuntura bañadas en oro, en plata o recubiertas.

Dado que las agujas permanentes como A.S.P. o Apex son más cortas y gruesas en comparación con las agujas de acupuntura «normales», para su fabricación pueden utilizarse otros tipos de acero. El acero con cromo y molibdeno se considera como „sin níquel“ en conformidad con las disposiciones técnicas correspondientes (DIN 17440 y US-ASTM F899). Aunque este acero se utiliza de forma general/frecuente para la fabricación de productos médicos, se trata de un estándar para la fabricación industrial, es decir, no garantiza que esté completamente libre de níquel.

Dado que una fábrica de acero no es una «fabricación en salas blancas», el acero puede contener «restos» de níquel y/o de otros metales que provoquen alergias.

En el caso del Apex Gold de asia-med el riesgo parece ser menor gracias al baño en oro, un proceso que se realiza sin capa adicional de adherencia hecha con níquel. Mientras que los análisis de material* de las diferentes agujas permanentes de acero ya revelaron pequeñas cantidades de níquel, los resultados con el Apex Gold han sido hasta el momento «sin níquel».

*Determinación de la composición química con ayuda de una microsonda de electrones de energía dispersiva en el microscopio electrónico de barrido (proceso EDX) y con la espectrometría de fluorescencia de rayos X de energía dispersiva (proceso RFA) realizado por el Centro de pruebas de propiedades de los materiales y las capas del MFPA de Weimer en el Institut für Werkstofftechnik der Technischen Universität Ilmenau (Instituto de Tecnología de Materiales de la Universidad Técnica de Ilmenau) en los años 2001 y 2009.

No obstante, la norma es que, en caso de tratar a pacientes con peligro de alergias, se debe actuar siempre con la máxima precaución.

Las agujas de acupuntura «normales» están hechas casi siempre de acero con níquel y cromo. El uso de otro material es poco frecuente. El caso de las agujas permanentes es distinto: debido a la buena o mejor biocompatibilidad, desde hace pocos años algunas agujas de acupuntura, como Sedatelec, también ofrece agujas hechas de titanio.

No obstante, en su página de inicio, Sedatelec solo indica que las agujas permanentes (es decir, acero, bañadas en oro o de titanio) se deben elegir según la «reactividad cutánea del paciente y sus experiencias» (cita).

Resumen

Si la aguja de acero es larga y delgada, contendrá níquel casi con seguridad. En caso de duda, siempre tiene la opción de realizar acupresión no invasiva o la estimulación óptima de los puntos de acupuntura con un aparato láser, la llamada acupuntura láser.


Las marcas de óxido en los mangos de cobre les da un aspecto sucio a las agujas y, por tanto, no aceptable de cara al paciente.

No obstante, los mangos de cobre deslucidos solo son una «mancha» superficial.

Las manchas, como también las «decoloraciones verdes» de los mangos de cobre, no son más que protección frente a la corrosión. Por un lado, el cobre no tratado se corroe de modo uniforme y aparecen manchas; si se requieren mangos de cobre brillante e «inmaculados», los mangos deben someterse a un tratamiento químico (pasivización), que logra que se conserve el brillo de los mangos de cobre. Por otro lado, el cobre (también el que está deslucido) posee un efecto bactericida e, incluso en pequeñas concentraciones, resulta tóxico para muchos microorganismos.

A pesar de ello, los mangos de cobre deslucidos se aceptan como motivo de reclamación y son reenviamos al fabricante correspondiente. No obstante, no deja de ser una cuestión de estética.


Nosotros «trabajamos» con milímetros, pero en EE. UU. y parte de Gran Bretaña es habitual usar «calibre japonés o coreano» (medida). Además, los diámetros de las agujas de acupuntura se pueden indicar en «calibre chino».

Para simplificar se usa un código de color para identificar el diámetro de las agujas de acupuntura. Surgió en imitación del código de color de las cánulas estandarizado en la EN ISO 6009 y la EN ISO 9626. Si los mangos son de plástico, el código de color se refleja en dicho mango, pero el código también es habitual en las agujas con mango de metal para identificar los paquetes. La mayoría de los fabricantes y marcas utilizan este código con pocas variaciones.



Agujas de acupuntura: diámetro

Diámetro (en mm) Código de color Calibre coreano o japonés Calibre chino
0.12 verde oscuro 02 44
0.14 verde claro 01 42
0.16 rojo 1 40
0.18 marfil 2 38
0.20 celeste 3 36
0.23 fucsia 4 34
0.25 lila 5 32
0.30 marrón o amarillo 8 30
0.35 negro 10 28
0.40 azul 12 26 / 24

Indicaciones: la comparativa de las diversas unidades de medida no está normalizada y solo sirve como orientación. Sobre todo, en el caso de los calibres chinos, es habitual que haya datos ligeramente divergentes.

Puede ver todas las agujas de acupuntura, por ejemplo, con un diámetro de 0,30 mm. Utilice para ello el siguiente filtro: agujas de acupuntura, diámetro (mm/calibre) 0,30 mm


Agujas de acupuntura con tubo guía

Las agujas de acupuntura más largas exigen una gran habilidad para colocarlas. En las antiguas tradiciones de los textos japoneses se habla de los tubos guía como ayuda para un manejo más fácil de las mismas. El uso de estos cuenta con una gran tradición en la acupuntura: en los inicios se usaban tubos finos de bambú, que fueron evolucionando, pasando por tubos de metal hasta los tubitos de plástico actuales. Para fijar los tubos guía en la aguja de acupuntura suelen usarse pequeñas cuñas de plástico o adhesivos (la mayoría de ellos en color).

Para usar las agujas de acupuntura, extráigala con el tubo guía correspondiente del envase individual. A continuación, sitúe el extremo del tubo de guía con la punta de la aguja en la piel y suelte el mango de la aguja del tubo. Verá cómo dicho mango sobresale por encima el tubo. Golpee suavemente dicho mango con un dedo hasta lograr introducirlo en el tubo. Por último, retire el tubo guía y, en caso necesario, clave la aguja a mayor profundidad.

Tipos especiales de tubos de guía

Place N`Press

En el caso de las agujas de acupuntura con tubos de guía Place N‘ Press, la fijación de la aguja en el mismo se hace de modo totalmente mecánico. No se necesitan las pequeñas cuñas de plástico o puntos adhesivos habituales. Esta solución patentada permite la aplicación y el tratamiento con una sola mano sin tener que sacar previamente la aguja del tubo en cuestión.

Puede encontrar una breve descripción con una representación gráfica del manejo aquí.

Las únicas que están equipadas con estos tubos guía especiales son las s|needle J-Type Place N'Press.

Safe-T Sleeve™

Los tubos de guía convencionales solo introducen las agujas de acupuntura unos pocos milímetros. Tras retirar el tubo de guía, al empujarla, la aguja puede doblarse mucho y dificultar la aplicación. Esto suele suceder, por ejemplo,

  • con zonas de tejido densas o fibrosas, o cuando se quiere llegar a tejidos más profundos
  • cuando se utilizan agujas de acupuntura especialmente largas y finas

En estos casos el acupuntor puede ayudarse, por ejemplo, con una torunda estéril para clavar la aguja a mayor profundidad.

Safe-T Sleeve™ es un sistema de aplicación sencillo pero innovador para garantizar la esterilidad de la aguja de acupuntura, incluso sin medios auxiliares como torundas y similares, en situaciones de tratamiento difíciles. Está compuesto por un tubo guía «normal» sobre el que se coloca otro tubo adicional blando, el Safe-T Sleeve™.

El Safe-T Sleeve™ está disponible en diámetros de entre 0,18y 0,35 mm y en tamaños desde 40 a 100 mm, recubierto o sin recubrir.

Puede encontrar un manual breve de uso en inglés aquí.

El Safe-T Sleeve™ fue desarrollado por John Stan, acupuntor («Doctor of Traditional Chinese Medicine») y vendedor de suministros para acupuntura (fundador de Eastern Currents en Canadá), como opción eficiente para garantizar la «Clean Needle Technique» exigida en Norteamérica. (Consultar al respecto National Certification Commission for Acupuncture and Oriental Medicine -Comisión de certificación nacional para acupuntura y medicina oriental-, NCCAOM).

De John Stan también puede encontrar instructivos manuales y consejos para usar Safe-T Sleeve™ con agujas de acupuntura.


La finalidad de usar un recubrimiento deslizante es garantizar la mínima resistencia posible a la punción de la aguja y, de ese modo, que el tratamiento sea prácticamente indoloro para el paciente.

Para recubrir las agujas de acupuntura se suele usar un recubrimiento de silicona. La técnica y los medios proceden originariamente de la fabricación de cánulas y catéteres, y su uso está enfocado a mejorar las propiedades de deslizamiento o reducir la resistencia a la punción.

Desde 1998 las agujas de acupuntura también están sujetas a las estrictas disposiciones para productos médicos, por lo que sus fabricantes están obligados a demostrar la biocompatibilidad de los materiales usados y, con ello, también de los posibles recubrimientos empleados. El cumplimiento y el control de estas exigencias por parte de los «organismos designados» queda certificada y declarada con el marcado CE en el embalaje.


Es obvio que las agujas de acupuntura con mangos de plástico no sirven para combinar con la moxibustión. Pero, ¿se pueden usar agujas de acupuntura recubiertas, por ejemplo, combinadas con moxa?

Solo conocemos un estudio de Corea en el que se investigan las consecuencias del tratamiento con moxa o con calor en agujas recubiertas o bañadas en oro:

Sabina Lim, Seunghun Lee, Seung-Ho Yi, Yang-Sun Son, Sung-min Choi and Young-Kon Kim: The Biological Safety of Stainless Steel Needles Used in Warm-needling. Advance Access Publication 20 December 2008 (eCAM 2010;7(2)259–264. doi:10.1093/ecam/nen066)

Este estudio se puede encontrar aquí o en la página de PubMed Central (PMC) del NCBI.

El resultado de la investigación es que también las agujas de acupuntura recubiertas son seguras desde el punto de vista biológico para usar con el tratamiento de calor. Las temperaturas medidas no tuvieron ningún impacto negativo sobre el recubrimiento.

El recubrimiento solo se expuso indirectamente al calor, es decir, este se condujo a la aguja de acero a través del mango. Una aguja de acero recubierta nunca se debe exponer a llamas abiertas.

Las grandes oscilaciones de temperatura establecidas en la investigación entre las agujas de acupuntura hechas de alambre de acero «SS304» (alambre de acero utilizado habitualmente para agujas de acupuntura, consultar también párrafo 1) y las agujas de acupuntura bañadas en oro, deben deberse a la conductividad térmica relativamente mala del acero:

  • Acero: aprox. 15 λ
  • Oro: 314 λ
  • Cobre: 401 λ
  • Plata: 429 λ

Más información sobre la conductividad en Wikipedia.